¿Dejar de fumar? Todo son beneficios…

¿Dejar de fumar?  Todo son beneficios…

 


 

Es común pensar que las consecuencias en la boca de fumar son tan solo manchas y oscurecimiento de los dientes y mal aliento, pero estos son tan solo los efectos más leves; el verdadero problema está en lo que no vemos.

 

“El riesgo de cáncer oral aumenta entre 5 y 20 veces al fumar en comparación con la población no fumadora”

 

Tener una buena higiene bucal ayuda a prevenir enfermedades, pero no implica que seamos inmunes a los efectos del tabaco. La cavidad bucal es una de las localizaciones donde más claramente se manifiestan los efectos nocivos, ya que constituye el principal canal de entrada, junto con las vías respiratorias, del humo a nuestro organismo.

 

 

“Dejar de fumar aporta beneficios para la salud desde el primer día y se multiplican de manera progresiva. Cada semana, mes y año sin consumir tabaco la salud mejora aún más”

 



 

 

Principales motivos por los que tu boca te agradecerá que dejes de fumar:

 

  • Preservar tu salud bucodental.

Son innumerables los beneficios que aportará a tu salud bucodental el dejar de fumar ya que el fumar, debido al tabaco y sus componentes, conlleva una gran cantidad de efectos nocivos, entre los cuales destacamos:

    • produce una disminución del flujo salival. La saliva ayuda a mantener el equilibrio de las bacterias de la boca, y su disminución deja la boca y dientes más desprotegidos.
    • aumente el riesgo de sufrir enfermedad periodontal, lo que provoca pérdida de hueso y encías en torno a los dientes, dejando al descubierto las raíces, que son mucho más susceptibles de sufrir caries. Esto, unido a la disminución del flujo salival, que por sí misma protege, hace que la incidencia de caries en pacientes fumadores se dispare. 
    • provoca que aumente el riesgo de padecer cáncer oral entre 5 y 20 veces en comparación con la población no fumadora.



 

  • Sensación de limpieza y frescura bucal.

 

Los componentes nocivos que posee el tabaco generan halitosis o acentúan la que ya se padecía. Además de olor a tabaco, este potencia la sequedad e irritación de las mucosas de la boca y de las vías respiratorias, por lo que no existe una correcta oxigenación y se produce el mal aliento.

 



 

 

  • Una sonrisa más brillante y bonita

 El tabaco es uno de los grandes enemigos de tu sonrisa ya que tiñe los dientes e incluso las prótesis de las personas que fuman, más que otras sustancias como el café o el té.

La nicotina, el alquitrán y sus aditivos dejan un depósito oscuro y altamente adherente formando las desagradables y antiestéticas manchas, amarillas o marrones, en los dientes.

Además, el tabaco, favorece la aparición de sarro.



 

 

Si no deseas que el tabaco acabe con tu sonrisa, deja de fumar y disfruta de los efectos de una vida más saludable.

No dudes en dirigirte a nosotros para solicitar una revisión para comprobar el estado de tu boca y consejo para solucionar alguna de las consecuencias que actualmente puedas padecer. Nuestro equipo, en Clínica Blancdental, estará encantado de ayudarte.



Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *